• Recuerdos y Apegos

    3213925651_5e833ed918_b

    Recuerdos y apegos

    Es noche, y mis padres duermen. Después de mucho tiempo estoy en el estudio de mi papá y observo este familiar cuarto-museo con muchos objetos cargados de recuerdos.

    En un lugar dedicado a ellas, viejas fotos que, como un seguro en contra del miedo de que sin ellas la vida se habría corrido sin dejar huellas, muestran momentos felices o logros importantes; la sonrisa de mi madre conmigo recién nacido entre sus brazos, fotos de mis hermanos de niños, de los abuelos; y además diplomas, reconocimientos, galardones, premios, y cuadros por todas partes; la librería de mi papá, con sus cientos de libros, libros de derecho y enciclopedias que ya nadie consultará, y otros libros de literatura, con sus páginas amarillentas, que me iniciaron a la vida…

    En una mesita vestida con un trapo de seda, en parte cubierto de otro hermosamente bordado por mi mamá antes de casarse, hay objetos en porcelana y plata, recuerdos de matrimonios de la vasta constelación de amigos y parientes, y estatuillas llegadas de tierras lejanas…cada una que me observa, como esperando el momento de cuando los haré libres del apego de mi madre que de vez en cuando los sacude pensando en sus historias…

    Y en un lugar secreto está en un precioso cofrecito, con sus aretes, pulseras y anillos de oro, algunas de ellas de mi bisabuela y regaladas por mi abuela a mi mamá…un pequeño tesoro conservado por tres vidas enteras…y me pregunto si valió la pena cuidar tal ‘tesoro’, porque también esos pedacitos de metal, un día, igual que esas tres mujeres, dejarán de existir.

    Tantas cosas, pequeños postes de una larga vida, todas bonitas e inútiles, cada una con la labor de ser un pedazo de existencia con olor a pasado que solamente así puede continuar existiendo. Y pienso en el apego que mis padres tienen por esas cosas, en cómo cada una de ellas es importante y, aunque sus caras son siempre más arrugadas y sus cuerpos se encorvan cada día más, pienso en cómo nunca podrían deshacerse de ellas…

    Llegó el amanecer.

    De mi balcón miro algunos pájaros que gozan de la vida. Aunque guiados solamente por sus instintos, ellos saben vivir en el presente y disfrutar cada momento, libres, sin pasado, ni fotos, ni objetos preciosos que cuidar, ni apegos.

    Ellos viven…simplemente…viven…

    ¿Por qué es tan difícil para nosotros ‘entender’ y vivir como ellos?

    ¿Por qué, tal como el aire que respiramos y la luz del soles que nos da vida, es tan difícil usar con desapego todo lo que tenemos a nuestro alrededor?

    ¿Por qué tanto miedo a perder lo poco que tenemos?

    ¡Qué seas feliz!

    Dada

    NOTA IMPORTANTE – Si te gustó este artículo y tienes preguntas o quisiera saber más sobre esto u otros artículos de este blog, puedes inscribirte en el grupo de Facebook llamado “Dada Japamantra – Ser, Liberación del Intelecto y Justicia Social” https://www.facebook.com/groups/579168235583579/

    Si este tipo de conocimiento te ha servido para mejorar tu vida, o expandir tu visión del mundo material y espiritual, puedes ser parte de las redes sociales simplemente:
    ‘LIKE’ a Facebook

    Seguir Twitter  

    Suscribir en YouTube 

    Además, SÉ GENEROSO o GENEROSA, compártelo con quienes amas y conoces, puede ser una manera más para mostrarles tu cariño o amor. 

    Aquí podrás leer sobre la filosofía del grupo. http://dadajapamantra.org/el-inicio-de-una-nueva-aventura/

8 Responsesso far.

  1. Tamanaja María dice:

    Has formulado la pregunta y dado la respuesta seguidamente…..es así
    Tal cual .,
    ..POR MIEDO …..!!!!!!!
    Solo por miedo los humanos guardamos
    ” miles de cosas “….
    Miedo a perder un pasado ……que jamás volverá ……..miedo a perder un futuro que nunca llegará …….
    Miedo a no ser …..lo que realmente nunca entendimos …….

  2. EMILCE dice:

    Gracias, Dada, no sabemos la razón de porqué es tan díficil desapegarse sobre todo de objetos inútiles ahora…pero es cierto que libera. NAMASKAR!

  3. Lucía Alicia Flores dice:

    Yo creo que quien fue muy pobre de niño y ha pasado necesidades se aferra a las cosas en busca de seguridad, en busca de una seguridad ilusoria, pero como muchas cosas de nuestra vida solo son ilusorias, y lo digo después de no poder desprenderme de los manuales de uso de mi Windows 3.11 y del hermoso libro para manejar el sistema operativo DOS y los guardo por si algún día tengo tiempo de leerlos, y se que no lo voy a hacer nunca. Pero simplemente no puedo tirarlos a la basura.Mi madre que fue una niña huérfana desde los ocho años simplemente no puede tirar nada, y a veces es una lucha por suerte no llega al nivel de problema de los acumuladores que veo en la televisión americana, pero no se deshacerme de lo viejo, a ningún nivel.Ni siquiera logro deshacerme de los malos sentimientos. Escucho sugerencias y “tips” para resolverlo.

  4. ISABEL dice:

    Es sin duda lo mas asertado vivir en el presenta pero, porque nos cuesta tanto desacernos del pasado

  5. Guillermo dice:

    Gracias Dada por compartir este articulo.Tiene toda la razon en vivir el presente

  6. Jefferson dice:

    Muy interesante, Saludos Dada

  7. Stevens dice:

    Siempre he comprendido que vivir en el presente es el camino más fácil para evitar neurosis.

  8. Maria Fernanda Alarcon. dice:

    Vivir el presente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate para recibir boletines mensuales