• 40 Kg en tres piezas… ¡y nada más!

    12654559_224684167870292_7314955420556313446_nTienes muchas cosas, demasiadas, pero ni cuenta te das. Miles de objetos que se acumulan como por arte de magia y que te llenan la casa -o las casas- y la vida.

    Te propongo hacer un experimento contigo mismo. Es algo íntimo y personal que no deberás compartir con nadie.

    Si debieras emigrar, ¿cuántas de tus posesiones serían importantes y esenciales para tu existencia? ¿Cuáles serían tus prioridades?*

    Reduce todo lo que tienes, todo lo que has acumulado en tu vida –sea larga o corta- en tres piezas solamente y por un total de 40 KG.

    Este ejercicio te dirá mucho de ti mismo y será estimulante porque que te hará pensar en tu existencia, en tu vida, en tus apegos y en lo que es importante para ti. Te centrará en lo que de verdad vale la pena, te volverá menos apegado a lo material, te hará descubrir recuerdos olvidados e importantes y, tal vez, te hará leer tus ya amarillentas cartas de amor, tocar tu vestido de boda, o te hará pensar en cuánto amaste a esa persona que ahora ya no valoras como antes.

    No tengas miedo, prueba, es solamente un ejercicio.

    En mi vida -que se vuelve siempre más larga- y en varias edades y etapas, he debido hacerlo -y no como experimento- cinco veces, y cada vez ha sido diferente.

    Verás, en primera instancia que es como si no quisieras aceptar el hecho de que debes decidir. Es duro. Porque todo es tuyo, todo te parece importante, necesario. Cada objeto tiene una historia, o te acuerda de algo o de alguien.

    Entra en cada habitación, y mira. ¿Qué harás con tus libros? La casi totalidad no te podrán seguir y lo mismo pasará con tu ropa, zapatos, chaquetas y varias cosas que se han acumulado en toda tu existencia.

    Y recuerdas cuando un artesano te hizo a medida los muebles de la cocina, con los cajones que querías, y del color que tú y tu pareja escogieron juntos. Observas con cariño la antigua silla de la abuela, la lámpara que compraste en la luna de miel, tu TV o cualquier otro tipo de electrodoméstico, tu colección de vinos, tus libros, la cama que escogiste con tu pareja, los cuartos de los chicos, y miles de cosas más. Te duele. Sabes que debes cortarlos de tu vida para siempre.

    No tengas miedo, prueba, es solamente un ejercicio.

    Mi primera emigración fue feliz, casi una liberación. Me iba de monje, dejaba un mundo conocido para un futuro desconocido. No pensé mucho. Mi decisión estaba tomada. Esa vez dejé mis libros con tranquilidad, ya que dejaba también mi idioma y país para volverme un ciudadano del mundo.

    Me fui de mi casa solamente con una maleta y un morral, aunque a los pocos días tuve que abandonar la maleta con casi todo y quedarme con las pocas cosas del morral. Eso era todo lo que tenía en el mundo en ese momento. ¡Por primera ves me sentí libre, independiente!

    Mis migraciones sucesivas fueron más difíciles, pero solamente por causa de los libros que se habían acumulado en el camino.

    Ya con pelo canoso, ¿cuándo será mi próxima migración, y para dónde?

    PS – *Aquí estoy hablando de cosas, objetos, animales y lugares. Amor y apego por las personas no se pueden ni definir ni catalogar como he hecho en este escrito.

    Con cariño

    Dada

    NOTA IMPORTANTE – Si te gustó este artículo y tienes preguntas o quisiera saber más sobre esto u otros artículos de este blog, puedes inscribirte en el grupo de Facebook llamado “Dada Japamantra – Ser, Liberación del Intelecto y Justicia Social” https://www.facebook.com/groups/579168235583579/

    Si este tipo de conocimiento te ha servido para mejorar tu vida, o expandir tu visión del mundo material y espiritual, puedes ser parte de las redes sociales simplemente:
    ‘LIKE’ a 
    Facebook

    Seguir Twitter  

    Suscribir en YouTube 

    Además, SÉ GENEROSO o GENEROSA, compártelo con quienes amas y conoces, puede ser una manera más para mostrarles tu cariño o amor. 

    Aquí podrás leer sobre la filosofía del grupo. http://dadajapamantra.org/el-inicio-de-una-nueva-aventura/

2 Responsesso far.

  1. Tamanaja María dice:

    Leo este artículo y sonrío …., pues mi primer desapego fue a los 15 años …..mis padres se separaron ,…
    Teníamos que vivir en lugares diferentes …..
    Qué horror ….!!!!!… Cada uno de mis hermanos en lugares diferentes …….y. ……
    Mis muñecas ……..!!!!
    Eran más de 100……!!!!!
    En serio …..más de 100
    …..creo que en esa época era una exageración principalmente para una niña de familia ” pobre”
    ……en fin …..nos quedamos sin NADA …
    Cada uno ….nos quedamos sin nada ..!!!
    A comenzar de nuevo .
    …. El único que se aferraba como ” loco”
    A sus cosas era mi padre ….( ya que era mecanico )….y sus cosas eran su medio de vida ……fue TERRIBIE.
    Pero …….aún muy joven
    …..pronto …olvide todo aquello ….y otra vez ….
    Ya con 23 años …..otra vez estaba llena de ” cosas “……..según yo Utiles ……y. ……nada era más errado ….!!!!
    Otro revés …….!!!!
    Y…..ahora que ……???
    Al poco tiempo estaba casada y camino a un país y continente desconocido….Japón …!
    …..solo con un maletín en mano ….!!!!!…
    Otra vez a comenzar de cero …..esta vez casada y más rápido que inmediatamente EMBARAZADA….!!!!!!
    Esto es lo que hoy llamo
    El inicio de una GRAN ENSEÑANZA DE VIDA
    . 2 hijos ….otros idiomas ….( no sólo el japonés )….ya que por motivos de convivencia fue necesario aprender otro y entender varios !
    …….cuantas veces más
    Pase por lo mismo …
    Cuantas veces me quede SIN NADA …!!!!
    Esta vez con 2 hijos y un esposo ……!!!!!!!
    ( para aquel entonces eran tres hijos )……!!!!
    Nos quedamos literalmente en la calle
    SIN NADA …!!!!!
    A Dios gracias pudimos conservar el carrito …
    Allí dormíamos con los niños …….comíamos solo arroz y huevo cocido ……..y todo esto en Japón …..!!!!!!!!
    Pobreza en el país ..???
    NO …..!!!!!!…. NADA DE ESO ….!!!!!… Simplemente LECCIONES DE VIDA!
    …….. Que se repitieron tres veces en estos 20 años en este país ….todas en los primeros
    10 años ……..fue terrible
    …..!!!!!…pero hoy entiendo perfectamente
    El ” porque “……
    Y estoy muy agradecida
    …………
    Hoy puedo responder fácil y públicamente a este artículo:……
    Yo no necesito un equipaje de 40 kilos ..!!!!
    Con una mochila de espalda con 3 kilos es suficiente……!!!!!!!!….
    Hasta ese punto de desapego he llegado ….
    Y estoy muy feliz por ello ……..
    Esto es solo una pequeña parte de mi historia……
    Gracias Dada ,
    Gracias por tu misión
    Gracias por la oportunidad de conocer y participar por lo menos escribiendo aquí.
    Gracias .

  2. Maria Fernanda Alarcon. dice:

    Lo hice también me siento identificada 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate para recibir boletines mensuales